Es necesario revivir para saborear (Rozalén)

Es necesario revivir para saborear (Rozalén)

martes, 19 de junio de 2018

V San Fermin Marathon: superando adversidades


Pues fin de etapa,de camino y punto de inflexión. Cuando hace casi un año, tras la Maratón de París, caía lesionado por primera vez, en un principio pensé que sería cuestión de unas semanas. me apunté a nadar, pero la cosa no sólo no mejoró, sino que se estabilizó en la lesión. Para aquellos que hayan tenido la desgracia de pasar por esto, entenderán el estado de agonía que conlleva. Para mi el deporte ha sido mi modo de vida desde que tengo 15 años, mi válvula de escape, mi motivación, y ver que no hay manera de remontar es algo muy duro que añadir a la vida diaria. Eso si, siempre sin perder la perspectiva, y sabiendo que lo único importante de verdad en esta vida es la salud tuya y de tu familia.

Pero la situación llego a cronificarse de tal manera que llegué a pensar en dejar de correr por una larga temporada. Y menos mal que no. Y ahora viene el apartado de agradecimientos, para todos vosotros, sabéis quien sois, que habéis estado ahí, preguntando, llamando, un simple whatsapp, todo ha valido, y esta carrera es vuestra en gran parte. Supongo que no seréis muchos, para mi, pero en esto siempre importa la calidad, y Dios, o el destino como prefiráis,  ha tenido ha bien poneros a todos vosotros en mi camino, gracias de verdad

Como en una película, aún recuerdo aquel primer 5K en Rafal, luego el 10 de Benejuzar, la primera Media en Orihuela, y así mejora progresiva. Casi siempre con mi Jordi al lado, mi fiel compañero, contigo al fin del mundo.También todas las dudas y quebrantos que hice a Alfonso mi entrenador, que siempre estuvo ahí variando planes y lo que hiciese falta, también parte de esto es de ellos dos. A esto ha habido que sumarle los vaivenes morales que te pega la vida, pero al final no te queda otra que no abandonar y tirar para delante, más que nada por que a esto o le echas cojones o la vida te tumba fácil, no hay otra.

Ya en plena preparación llegaron dos recaídas de la rodilla, un costalazo que dejo fuera de juego 15 días, una semipulmonía , y hasta el propio día de la carrera una cojera en el pie derecho. Pero el destino quería dejarme esta vez, ya era hora.

Y tras el rollazo y los cientos de kilómetros de entrenos, más los que no hice, emprendía viaje el viernes dirección Pamplona, Maratón elegida por su situación norteña cercana a Bilbao, ciudad de residencia de mi hermano. Llegada fácil a la bella Iruña, y aquí un nuevo alto. Creo que es una ciudad  merecedora de una visita por su sola, con esa historia entre sus callejuelas del casco viejo, ese aroma a San fermín, esos parques que evocan a ciudades anglosajonas, ese río Arga y la infinita amabilidad de sus gentes. Alguien me preguntó por qué sólo había 250 corredores inscritos a la Maratón ( la prueba incluye MM, 10 k y 5k), lo que me hizo pensar. Creo que cada vez se busca, y me incluyo, la necesidad de hacer una buena marca, de correr una de las grandes. Y no negaré que a todos nos gusta eso, pero creo que el Maratoniano lo que busca es enfrentarse al reto de correr 42 km, sin más, batirse durante esas más de 3 horas, esperar con miedo a esos últimos 10 km que nos llevan a la frontera, a conocer nuestro límite para sólo comprobar que allí no está, que somos capaces de mucho más. Y si de paso podemos viajar, mejor que mejor, lo que me lleva a no entender que nos quedemos en ese eterno dúo Valencia-Sevilla. Yo al menos no lo entiendo, ¿qué más da 3h47 qué 3h43'?
Ya con el dorsal, ¿podría cruzar ese arco?

Y ahora si, me dejo de rollazos. Tras las consiguientes cañas y pinchos del viernes noche, levanto tarde el sábado para recoger el dorsal en la Plaza de Toros. Al hacerlo noto una cojera en el pie derecho, no doy crédito, supongo que habrá sido una mala postura, pero el dolor remite muy poco durante el desayuno, No me lo puedo creer, es la gota que colma el vaso. Aún así me activo caminando hacia el centro de Iruña, el Ibuprofeno parece hacer efecto y consigo llegar hasta el famoso recinto donde entregan el dorsal. Emoción controlada, me preocupa mi falta de nerviosismo, ¿me habré dado por vencido antes de tiempo?

Pequeña vuelta por el centro venciendo la tentación de beberme diez cervezas a pesar del ambientazo que respira la ciudad, y al albergue a comer pasta. Allí conozco a Paco de Murcia, amigo de Santi Hitos y conocido de Alberto, con el que comparto durante la sobremesa. tío majo, y siempre se agradece ver gente de la zona. Y así pasan las horas casi sin darse cuenta, y tras una pequeña siesta toca vestirse de gala y bajar al matadero...Que me quedan 2 horas para un Maratón, ¡hay que espabilar!.
Plano de la vuelta

Bajando me encuentro con  una multitudinaria manifestación, y tras quedarme sorprendido por la magnitud, continuo camino hacia la Plaza del Castillo, centro neurálgico de la capital Navarra. Ambientazo en la misma, últimos retoques con esparadrapos y vaselinas, hace una temperatura perfecta a diferencia de años anteriores, casi frío para un levantino con 40 años recién cumplidos.
Antes de empezar a hablar de la carrera en si( y diréis que ya va siendo hora, y con razón), dejadme comentar el circuito. Obviamente no estamos hablando ni de París ni de Barcelona, y por tanto son 4 vueltas a un circuito de 10'5 km. ¿Podrían ser dos?Si, y de hecho así había sido hasta ahora, pero la organización, en otro acierto, ha decidido no sacarnos por el extrarradio de la ciudad, y dejarnos disfrutar de una ciudades más bonitas que he visto, con zonas de amplios y verdes parques, del puente sobre el río Arga, de unos últimos 2 km por el casco viejo, y con sólo una zona un poco más alejada, correspondiente a un ida y vuelta por la calle Monasterio de Iratxe. A  grandes rasgos, se sale con un kilómetro inicial en leve subida dirección al Parque de la Ciudadela, de preciosas explanadas de césped,(km 3) un i/v y bajada por amplias avenidas hasta la mencionada calle de Iratxe ,(km 5)de ida y vuelta , para volver a atravesar otro precioso parque, el de Tazacorte(km 7), paso por el puente del Arga(km 8) y dos últimos por el casco viejo, lleno de pamplonicas cerveza en mano. Y aquí el último punto, si los ánimos de la población de Pamplona fue brutal, de lo mejor que he visto, lo de los VOLUNTARIOS es tema aparte. Animando a todos y cada unos de los maratonianos, con la mejor de las sonrisas, a pesar de que se hizo muuuy tarde y el sábado 16 de Junio hizo frío, con aire de ese Pirineo nevado aún, rozando los 10ºC por momentos.

tarde ideal para correr 

Preparado, o no, tocaba darle a la zapatilla

Ahora si, vamos ya a la carrera. Tras la salida del 5k media hora antes, nos colocamos en los cajones los del 10, Media y Maratón. Alguno dirá que eso desluce a la prueba "reina", pero si quieres que te corten Pamplona para ti, con los 240 inscritos de la Maratón no lo consigues, con los 2500 que estábamos a las 20 h en la plaza si. Así que tras cantar el Ay Pobre de Mi y el chupinazo, salida desde mi cajón, el de 4'45-5'30. Muchas dudas pro mi pie y mi rodilla, pero el primer km me deja tranquilo, no me duele. Cantidad de gente en estos primeros km, algún taponcillo inicial y a disfrutar.




 Me surgen dudas, ¿cómo se corría esto de un Maratón? Trato de retener, los kilómetros del parque de la Ciudadela me embelesan con esa gente tumbada, jugando al fútbol y paseando por esas praderas al atardecer.

Plaza de los fueros, km 3

Primer avituallamiento y  bajada por Pio XII hacia el i/v de Monasterio de Iratxe para descubrir que es una calle también de bajada y subida..Bufff, esto picará en la cuarta vuelta. Voy bien de sensaciones cuando atravesamos Tazacorte y el segundo avituallamiento. Bajada de nuevo hacia y seguimos atravesando parque para descubrir unas vistas brutales de la muralla ciudad y el río Arga, esta carrera está siendo una auténtica pasada, vaya circuito.












 Cruzamos el puente de acceso a la ciudad, veo el cartel de km 40. ¡Madreeeee, lo que me falta! Entramos por la zona del acensor en el casco, justo en la curva voluntarios y gente nos dan la bienvenida animando a muerte como en pocos sitios he visto, me emociono. Los kilómetros del casco con ligeros repechos, tratando de evitar el pavés de la zona central de la C/Mayor, atravesando la Plaza Consistorial ( la del chupinazo) y llegando, tras nuevo repecho a la Plaza del Castillo.



 Por el casco viejo aún de día

Vaya, una vuelta y las piernas responden. Decimos adiós a los del 10 k, pero los de la Media aún son bastantes.


Adiós 10k


Hasta ahora he ido disfrutando, chocando manos a los niños, reteniendo toda la carrera, no llevo Garmin sino un clásico del Decathlon. Primera vuelta sobre 54', que con el ralentí del primer km a 5'32 doy por muy bueno. Las piernas me empiezan a funcionar, quieren más pero mi cabeza dice no. Voy disfrutando de ir bien, de ver que increíblemente todos las penurias pasadas durante 3 meses están surtiendo efecto, ese Alicante-Crevillente, o el Urbanova-Santa Pola i/v, las series en el Tossal y las otras muchas tiradas largas... El sol se está poniendo, en el avituallamiento del 15 primera sal y un poco de gel de la organización, que para variar está de 10 con fruta, isotónico, agua y geles para aburrir. Entramos de nuevo en el casco, he ido adelantando gente, la simpatía entre  corredores es enorme, más aún entre los del dorsal rojo(42k) que sonreímos cada vez que oímos el "venga, que ya queda poco" dedicados a los del dorsal azul(21k). De nuevo atravesamos la zona de bares, cada vez más animada, con las últimas luces del día.

Con un poco menos de luz pero sonriendo aún

Al llegar a la Plaza del Castillo por segunda vez( 1h45) llegó mi primer momento de emoción. Justo en el desvío de la Media para dirigirse en los últimos metros hacia la Plaza de Toros mientras los del maratón seguimos rectos, ahí sentí algo parecido al respeto, miedo o Dios sabe qué. Imaginad ir en grupo más o menos de 10 y de repente ver como se van y te quedas sólo, absolutamente. Atravieso mi arco y me santiguo, empieza la dureza, sé que de aquí en adelante voy a sufrir. Primeras calles en absoluta soledad, imaginad correr por Alicante cortada tú sin nadie más. Afortunadamente al llegar a la Ciudadela contacto con dos corredores más, y ya se empieza a ver más corredores que vuelven por el otro carril. Las piernas siguen aguantando, al llegar al km 25 primer gel propio, pero en el trasiego de sacarlo pierdo mi otra sal.... Empiezo a notar el efecto del gel, pero por otro lado las patas empiezan a notar el esfuerzo, el ritmo afloja y noto que no puedo dejarme llevar por acomodar el ritmo, sino será el fin.


 Aprieto un pelín el gas, y en Monasterio de Iratxe alcanzo al último corredor , el mítico santi Hitos( segunda persona con más maratones de España) y al mismo tiempo soy doblado por el primero. Nueva subida hacia el avitu y bajada para volver a entrar en el casco, la gente sigue animando pote en mano, la verdad es que esta carrera es un auténtico puntazo. Creo que la gente del Norte( al menos por la otra carrea que hice aquí) vive más esto, y sabe reconocer el esfuerzo que supone correr un Maratón. Los repechos los aguanto bien, sigo buscando manos de niños, saludando a los volunatrios, nosotros hemos elegido estar aquí, ellos lo hacen por nosotros, que menos que una sonrisa o un choque de manos.
Fin de la tercera vuelta, welcome to hell

Y por fin, llega la cuarta vuelta(2h38') , justo cuando el dolor físico empieza a acrecentarse. Y de nuevo, una señal, pues justo en ese momento ponen por megafonía una de mis canciones favoritas y de mis hijos, "Aldapan Gora". Los voluntarios animan, ahora si es la última. Veo a la gente de los relevos de Peñas esperando para dar su última vuelta de 10'5 km. De nuevo soledad, estamos ya muy desperdigados, cada corredor en su mundo, la mayor parte en nuestro " pequeño infierno", insisto en no hacer mucho caso a las señales del cuerpo, modo "no thinking" ON.

Noche cerrada, hay que aguantar

Me voy despidiendo de todos y cada uno de los voluntarios, llevan 4 horas de parón animando en todas y cada una de las vueltas, son las 11 de la noche pasadas, mérito brutal. El segundo gel cae por el km 35, tarde pero ha de coincidir con el agua del control. Menos mal que los kilómetros del 35 al 37 son en bajada, sino hubiera padecido muchísimo más de lo que lo hice. Y he de reconocer que los ánimos de la gente, poca queda ya pero igual o más de animosa que antes, me llevan un poco. Aún así, ya sobre el paso del km 40 por el puente me animo, jope sólo quedan 2 km, he ido adelantando algún corredor al margen de  "walking dead" de los Maratones, y los ánimos de voluntarios y gente del casco me hacen incluso disfrutar de estos últimos esfuerzos. Subo el repecho de la Plaza del Castillo, me emociono, esto se acaba, y me digo que por que no, que quiero entrar sólo, acelero y saco la foto de mis hijos que aprieto con fuerza para entrar al mítico coso con la emoción a flor de piel.
Apretando camino de la Plaza de Toros

¡Por fin! Todo queda atrás, esta carrera me ha devuelto las sensaciones de disfrutar de correr como hacía mucho tiempo.





  Emoción 

Saludos a los compañeros de batalla con los que coincido, y rápido a por al cerveza, la txistorra y a abrigarse no sin antes unas fotos para inmortalizar.











Cronométricamente hablando, que en esta ocasión era lo de menos, 3h33'16", posición 72 de los 186 llegados( 242 inscitos), muuuuuy feliz también por eso. https://www.rockthesport.com/es/evento/edp-san-fermin-marathon-2018/clasificaciones




Tras una porción de pizza, un par de cervezas y para el albergue, que al día siguiente tocaba vuelta y es tarde.

Avituallando con txistorra

Desde luego, recomiendo esta carrera a cualquier maratoniano que guste de algo más que bajar marca, tiene un circuito a la altura de cualquier grande, con una organización de 10 y los mejores voluntarios y público que he visto en mi vida. Por mi parte, ahora toca un poco de agua durante el verano, y volver a hacer algo de monte, aunque la próxima maratón ya está en el objetivo. Ciudad real, con mi gran amigo Alberto, ojalá salga la mitad que esta. On the road again!!!


Mila esker!!


9 comentarios:

  1. Enorme Ramón!
    Menudo Maratón te has marcado, y con cuatro vueltas. Enhorabuena. Cómo bien dices, cuando terminan los de 10Km y 1/2 maatón,se encuentra mucha soledad en estas carreras.
    A seguir disfrutando. que nos queda ná para CR. y allí, también tendremos soledad.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaaaas, la verdad es que si, pero a mi me gusta correr, si es acompañado mejor, pero si no también

      Eliminar
  2. Lo de las 4 vueltas tienes su lado positivo y la parte negativa pero a un así te ha salido una carrera cojonuda, enhorabuena tio. Un saludico.

    ResponderEliminar
  3. Lo de las 4 vueltas tiene su lado positivo y la parte negativa, aun así te ha salido un careron. Un saludico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi si las 4 vueltas son bonitas, sin problema mejor que dos solitarias. Saludos a Sofía

      Eliminar
  4. Leches 3:33, menudo tiempazo, eso sirve para dejar atrás miedos y dudas, ya no sólo el buen tiempo sino por disfruta esa buena maratón, que tengo pendiente.
    Que sigamos poco a poco, las lesiones ya se sabe, hay que convivir con esos problemas desgraciadamente, pero que salgamos de ellos.
    Un abrazo y enhoranbuena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Juan Luís Maratón superrecomendable, y que nos respete el chasis

      Eliminar
  5. Muy bien crack, identificado en ti 100%,por el tema de las lesiones y la necesidad de hacer estas cosas. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias amigoz sabes que eres mi alter ego atlético Abrazaco

      Eliminar