No eres logras, eres lo que has superado

Es necesario revivir para saborear (Rozalén)

jueves, 14 de marzo de 2019

II Maratón Trail de la Costa Brava, espectacular y dura


Varios días después de poder conseguir de nuevo cruzar la meta de una Maratón de montaña(más de 5 años),puedo ponerme al teclado e intentar encajar todas las sensaciones y sentimientos que tuve el domingo 10 de Marzo, fecha que estará grabada a fuego durante mucho tiempo.
Pero antes de empezar, quiero agradecer a toda la gente que ha estado ahí, todos sabéis quienes sois. En  este caso me acuerdo de Jordi, Rafa y Sera. El primero porque siempre está ahí compartiendo las historias de este nuestro bendito deporte, y los otros dos dos estuvieron antes entrenando conmigo, dándome consejo y esperanza, en fin, que mil gracias, ojalá sea la primera de muchas. No sé que hubiera sido de mi sin vosotros.

Ahora si , vamos al lío, intentaré no enrrollarme demasiado. La historia empieza ... quien sabe, pero podría pensar en cuando decido probar este año con una ultra de 100 km, la Transi o Ronda eran las elegidas. Como ambas estaban situadas cerca de Mayo, pensé en un Maratón para Marzo. Al ser ultras "pisteras" y no montañeras, me daba un poco igual asfalto que monte el tipo de maratón, pero bueno ya sabemos donde tira la cabra.

Buscando pruebas, mi primera opción era la de Carrícola o alguna de la zona, pero al no haber, decidí ampliar la búsqueda, localizando una prueba cuya primera edición había sido épica por la meteo. Viendo el vídeo, me parece espectacular, pero si algo me empujó definitivamente es que se la carrera discurría por toda la costa de la zona donde pasé muchos de mis primeros veranos, pues mi madre fue andaluza emigrante que vivió sus primeros años en la comarca del Baix Empurdà en Gerona. Así que estaba decidido, la Maratón de la Costa Brava era la elegida.

Como siempre, el pupas no podía llevarlo todo perfecto. Los entrenos habían ido saliendo, las pruebas también, pero hace un par de semanas me sobrecargaba después de una serie de entrenos seguidos y a lo burro, con lo que estuve las dos semanas anteriores sin poder entrenar. El jueves probé 25' de rodaje suave y a poner velas.
Palamós

Viernes viaje rápido hasta Palamós, bella localidad costera, capital de la zona y lugar de llegada de la maratón. Creo que llega el momento de explicar como era la prueba. La carrera la organiza una empresa, Klassmark, para mi lo hicieron de 10, incluso ampliando cortes al ver como se estaban dando las cosas , con avituallamientos de 10, nunca faltó agua para los últimos, donde me incluyo, y con voluntarios de 10 también. Tres pruebas tenía la jornada,senderismo, sprint trail y la larga, siendo esta última la única que era lineal, teniendo su salida a unos 15 km en la bella localidad de Pals. En cuanto a numeritos, pues volví a descubrir que de nada sirven, y de hecho me acordé mucho de lo imbécil que hay que ser para intentar imaginarse una carrera atendiendo sólo a ellos. Me explico, cuando elegí la prueba un factor al que presté especial atención fue el desnivel positivo, dado que apenas llevaba tres meses haciendo monte (el trail de Pego fue en Noviembre, mi primera carrera de monte tras dos años). 2100 m+ no se antojaba una locura, pero ¡ay amigo!, si la máxima altura que se alcanza son los 250 m sobre el nivel del mar, algo no encaja mucho. Aún recuerdo la cara de Rafa cuando le enseñé el perfil hace unos meses, algo cambió y recuerdo sus palabras:" no te fíes Gal, eso es un rompepiernas brutal, una ratonera". Lo clavó el sensei

Unas cuantas de estas iba a ver

Tras unas buenas Estrellas Damm el viernes noche, el sábado turisteo por el Cabo de Creus, Gerona y Cadaqués, y es que al final cuando sales fuera es imposible quedarse quieto, así que unos 10 km para las piernas, nada bueno si quieres pegarte una buena tunda al día siguiente. Pero la verdad es que entre los recuerdos y lo precioso de la zona, ninguna pega.

Cap de Creus

Y al fin, llegó el día. Llegada pronta al pequeño y medieval pueblo de  Pals. Frío inicial mas el día despejado augura una jornada radiante, que al final se reveló incluso demasiado calurosa. Recojo el dorsal, cafetito inicial cortesía de la organización y a evacuar nervios y demases. El ambiente es peculiar, hacía mucho que no vivía la previa de estas pruebas donde quien más y quien menos sabe que va a pasarlas de todo tipo durante más de 5 horas, salvo 5 corredores que bajaron de esta cifra, lo que deja bien a las claras la dureza "encubierta" de la misma. Hay corredores callados, en solitario, grupetas que se animan, gente más concentrada y otros menos, pero es especial. Quizá también fuera mi propio estado, o esa luz propia de la zona, pero lo añoraba mucho.


Acojonao




Ajustando y respirando profundo

Quedando 5 minutos nos juntamos los casi 400 inscritos, musiquilla previa que me emociona , recuerdos para mis hijos y mis padres. Ajusto todo y por fin ,a darleeeee,


Iré dividiendo la prueba entre los avituallamientos que implicaban a su vez los cortes. El primero de ellos estaba en la cala de Sa Riera, idílico lugar donde empezaría realmente la prueba. Hasta allí salimos de Pals por "corriols" (senderos) espectaculares, y es que este tramo resultó a la postre uno de mis favoritos. Mucho arbolado y vegetación, unido al frescor de la mañana me hacían gozar y recordar aquellas caminatas vespertinas de niñez con mis padres y tíos, quizá el germen de mi gusto por correr, andar y subir montañas.

El ritmo es bueno, se puede correr todo el rato, y la gente está animada pero tranquila. Llegados al km 5 las cuestas y senderos , cuyo suelo era hasta ahora agradable de correr, se transforma en arena, que ya no nos abandonará en los próximos 5 km de forma constante e intermitentemente durante los otros 34. De hecho, si tuviera que describir esta carrera sería una mezcla de la maratón de la Gran Muralla y la de los Sables.



Llegada a Sa Riera

Llego al primer avituallamiento, Sa Riera, con 40' de margen, eso sería mi salvación al final, aunque también lo pagaría caro. Repongo rápido y a seguir ,atravesando calas preciosas y empiezan las primeras escaleras, que serán una constante en muchíiiisimos tramos para acceder y salir de las diferentes calas que iremos atravesando. Salimos en subida,el espectáculo es precioso, el paisaje es brutal






Mis piernas van sospechosamente bien, y voy adelantando gente cuando diviso la que sería la mayor tachuela del recorrido, el Puig de Sa Guardia, y como la gente se recorta sobre el horizonte mientras lo sube. La subida es llevadera, pero el calor se está empezando a notar, y es que quizás las 9 a.m ha sido una hora de salida un poco tardía. Aún así, las vistas van premiando el esfuerzo, y llego al 2º control con casi una hora de margen, las vistas son impresionantes de nuevo, pero al llegar me preguntan qué tal y mi única contestación es que ando acojonado por el calor.





Llegada al Puig de Sa Guardia



Salgo disparado de este km 15 para iniciar larga bajada hacia nuevas calas, y es en una de estas, allá en el km 17, cuando detecto la primera señal, una molestia en mis "queridos isquios", molestia que tarda 30" en convertirse en una rampa de tomo y lomo. ¿Km 17 y ya? No puede ser, maldigo mi suerte como el minero, la gente pregunta y supongo se compadece, que te pase esto en el 17 casi todos sabemos lo que significa.
Vistas  de lo que me esperaba con rampas ya


Aún así, decido que al km 23'8( 3º control) habrá que llegar, por lo que decido modificar la pisada y tratar de subir las escaleras. Van casi 3 horas de carrera y busco una segunda sal en la riñonera, pero descubro que no están...¡Será posible! Se me habrán caído ( ayer limpiando las descubrí envueltas por el cortavientos ), jodienda habemos. Es entonces cuando pasa lo que siempre pasa, si modificas el paso para evitar la carga en una pierna pues.... ¡petardazo a la otra!. Esto si que es el final, pero he de seguir, no queda más. Espero un minuto y tiro, parece que el dolor remite, justo cuando hay que afrontar la segunda gran subida del día...

Pero no la diviso. Es justo al salir de una pequeña rampa, llegar a una carretera y ver un voluntario que nos indica que crucemos¿Cruzar? ¿Dónde? Si sólo hay un terraplén... hasta que la vista se eleva y ... No puede ser!!! Un muro de 200m+, donde se ve gente a ca Dios como si estuvieran escalando. Me santiguo y empiezo muy poco a poco, misteriosamente consigo llegar arriba sin rampas, el pensamiento que sobrevuela mi mente de abandonar en el tercer control se disipa levemente ¿y si pudiera acabar? En esas estoy cuando veo que el reloj va en mi contra,este km ha salido en más de 20'. Y es que esta prueba es así, el desnivel se gana subiendo escaleras o en subidas muy pronunciadas, donde apenas avanzas.

Volvamos a la carrera. Una vez coronada la cumbre, cresteo  y bajada supertécnica por una cuerda donde más de uno se ha quedado bloqueado por vértigo, la verdad que un buen ostiazo y no lo cuentas. Me vuelven mis queridas rampas en la última bajada hasta la Cala de Tamariu, desesperación, pero aquí empieza a haber más cadáveres. Llego al control,km 23'8, este supercompleto(mm fuet y tortilla de patatas). gente con cervezas, en la playa, mucho calor, sólo 30' por debajo del corte, me planteo abandonar.. Pero no he venido hasta aquí, hasta Gerona, para abandonar. Pienso en los míos, en la decepción, ¡a tomar por saco! Habrá que intentarlo, que me corten ellos.


Llegada al control 3, la cala de Tamariu

Recargo mucha agua y a por nuevas subidas y bajadas, el paisaje con el Mediterráneo y las Islas Medas de fondo es espectacular, pero el calor a las 13:00 es bastante fuerte. Camino precioso que bordea calas y al kilómetro otro subidón. veo a un colega enrampado al que ofrezco una sal, las horas hacen que vayamos coincidiendo ya varios con los que estableces una amistad efímero pero solidaria, estas pruebas "largas" tienen este añadido. Igualmente coincido con un colega altote con el que compartiré estos últimos 20 km y al que tendré el gusto de dar un buen abrazo al final. Tras medio subir la cuesta como puedo, nuevas bajadas por escaleras y barbaridades técnicas, llegamos a la cala de Llafranc, mucha gente en terrazas comiendo, y seguimos atravesando calas y por fin, cuando ya veo que no llegaré al siguiente control del km 32, aparecen unos kilómetros de llano por asfalto, unos dos km, que me permiten medio trotar a 6'/km, pero que me llevan al control 5. Estoy seguro de que habrán desmontado, pero la gente me da el notición del día: al estar habiendo tanto abandono, van a ser flexibles con los cortes. Le doy un abrazo a mi amigo altote, vamos a poder pasar!!! Otra cosa es el estado de mis piernas, ya las contracturas han alcanzado los gemelos y las plantas del pie, de hecho he subido las escaleras hasta el control apoyándome en la barandilla, ya no sé ni como subir los miles de repechos, he probado hasta a la pata coja.

El paisaje ayuda

Vamos 10' por encima del corte, 6h10 para 33 km. Recargo a muerte, sólo son 10 km, pero ufff, esto en mi estado significa un mundo. Eso si,llevamos ya 1800 m+, o sea que estos últimos deben ser "no demasiado". Y hay que añadir que alguien comenta que lo duro ya está hecho, son las 3 de la tarde, la cosa no pinta mal. Salimos por un pisteo cómodo, me junto con dos compis que comentan que , teniendo varios maratones en la saca en los últimos tiempos, esto está siendo caso aparte, de lo más fuerte que han hecho . Consuela saber que mi lamentable estado físico tiene una mínima justificación. En eso andamos cuando nuevo viraje para abandonar pista y bajada supertécnica que me contraen ya hasta los cuádríceps, vuelven las dudas. Miro el perfil y sólo queda una tachuela. Llegamos a nuevas calas, una de ellas nudista, está "muy bien" unos kilómetros de arena, ¡la madre que me parió! En una de ellas, tras superar unos bloques llegamos a una escalada supertécnica por cuerdas, seguida por una bajada igual, y de estas nos quedarán varias hasta la meta..Menos mal que todo estaba hecho.

Todo hecho
Si alguien tiene interés en ver de que iban estos tramos, tiene un ejemplo en https://www.facebook.com/trailcostabrava/videos/2356566991268428/?epa=SEARCH_BOX
Encaramos la última tachuela, yo voy destrozado mas ya no hay otra opción que seguir, con paradas intermitentes, jugando a repelar la sal de la última cápsula que me estalló en la malla. Una bajada por una pedrerilla que hago culo en tierra, nos lleva hasta el castillo de Palafrugell, y tras otras calas, escaleras, y veredas junto al mar, llegamos al último control, son 20' por encima del corte, pero nos van a dejar llegar. Son 7h20 de carrera, nos quedan 4 km. Salimos como podemos, no debe quedar mucho, pero no veo el puñetero Palamós por ningún lado. Nueva arena en cala, otra con bloques, llegamos a la playa de la Fosca, la gente que está allí aplaude  con ganasa los "walking dead" que están pasando. Los recuerdos , y el cacao químico que llevo encima, hacen que se me "enjuaguen" los ojos, eso y la emoción de saberme a poco de la meta. De hecho, pregunto a un chaval de la organización y me indica que 2'5 km, le pregunto si queda alguna cuesta y me señala inmisericorde al otro lado de la playa. Sorpresa y decepción me asaltan, pero bueno, no queda otra.

Últimas calas, ya con luz de tarde

Trato de trotar, pero ya ni eso, creo que me voy a romper en una de estas. Encaro este último kilómetro de subida como buenamente puedo, corono el montecito (una especie de Serra Grossa, o ni eso) y bajada final hacia Palamós, ahora SI veo el pueblo. Llegamos al pueblo pero no podía ser tan fácil, nos desvían a una nueva cala, por la que atravesamos un túnelcito y salimos a parar al Puerto pesquero, tiene gracia la cosa. Un compi y yo nos chocamos la mano, ahora si que si. Subida a lo alto del pueblo y bajada por todo el centro histórico para llegar a la Xarxa dels Estenedors, en medio del puerto turístico, le gente te aplaude, creo que debe ser emocionante cuando ves llegar a los que vamos de los últimos, pues se sabe que hemos "muerto en vida" para poder llegar aquí.
Encaro meta y c'est fini. Hoy he vuelto a comprobar como este tipo de pruebas que te llevan más allá de tus límites demuestran que la mente es muy poderosa, y que nuestro cuerpo siempre puede más.


¡Final!










  Al final han sido 8h02'(sólo dos por encima del límite), posición 213 de 246 llegados,con 105 abandonos. Todo ello en https://tretzesports.com/curses3/resultats/curses/#/cursa/564. Me emociona ver llegar o ya llegados a todos mis compis efímeros de aventura
 El italiano
 Dureza
 Los de las maratones y los selfies

 El de los últimos kilómetros
 El de la sal
El grandote


Cervezas rápidas, no me entra comida, trinco un par de bocadillos y para el coche rápido, que quedan más de 6 horas de coche, retenciones incluídas).

Una buena Xibeca para el reventón


Si habéis llegado hasta aquí, gracias por estar ahí, gracias a todos los que alguna vez habéis comentado, sea aquí o en caralibro, todo ayuda cuando viene a la cabeza en esos momentos tan duros que se viven en estas historias. Ahora ya sólo toca seguir entrenando, porque la siguiente parada son los 101 km de Ronda, que Dios me pille confesado

miércoles, 13 de febrero de 2019

XXI Media maratón de Orihuela, catando el asfalto


Este domingo pasado tuvo lugar una nueva edición de la Media Maratón de la capital de la Vega Baja, una de las predilectas de la mayoría de los corredores de la zona, que se suelen inclinar por sus frescas temperaturas, su perfil llano y el buen trato de la organización.

En mi caso, creo que es la carrera que en más ocasiones he corrido, y mientras pueda lo seguiré haciendo. He tenido todo tipo de experiencias, desde marcas personales, retiradas, liebre,.... Este año llego en plena fase montañera, con muy poco asfalto en los últimos meses( desde la San Silvestre Vallecana apenas rodajes de una hora entre semana. Por tanto, mi estado de forma era una incógnita, físicamente bien, afinando peso poco a poco, pero con la duda de si habría una buena "transferencia" del monte al asfalto.

Pero si había un motivo para volver a dar zapatazos por la tierra de Miguel Hernández era poder volver a compartir carrera con mi Jordi, que entre que él anda sacando escamas y yo por los senderos de Dios, apenas se pueden disfrutar de los cafeses de los previos, de las risas de los viajes y de "el día después" de cada vuelta en coche.

Que bueno volver a compartir

Así que sobre las  9 a.m nos plantábamos en uno de los aparcamientos oficiales para dirigirnos a la lonja donde desde hace unos años se reparten los dorsales, quedando en la memoria aquellas mesicas de la Plaza Gabriel Miro con los voluntarios congelándose mientras repartían poco a poco dorsales. Y como pasa en las buenas carreras, otro buen momento, que es saludar a los muchos conocidos con los que se coincide en este tipo de carreras. Primero mi gran amigo Valverde, que poco a poco va volviendo al ruedo, una de las mayores alegrías; Héctor Lucas, otro de mis grandes, que a pesar del poco tiempo que tiene consiguió su objetivo de reventar la 1h30'; Salva Espinosa, otro crack que va afinando; el gran Paco Valía, que superadas sus molestias en el aquiles recupera su habitual gran estado de forma;a otro apolanero , Manu Vílchez y a Nacho Ramírez, dos triatletas de muchíiisimo nivel y que en su camino al IM se testearon con buen resultado; mi Pere de Crevillent, que también anda dándole al monte y que está muuy fuerte; a Pepi y Alacid los vi en acción, siempre riendo y transmitiendo alegría; a los campelleros Ángel y Jaime, risa y buen rollo asegurado; también algún tramo compartí con Roberto y Nan de Correbirras, que tienen un calendario maratoniano por delante que pocos podrían seguir;al mi Baños, otra de las grandes alegrías, este es de los míos, lo que yo llamo un maestro; a Mike de Granja, que andaba dudando entre la corta y la larga, y como buen luchador se quedó con la hermana pequeña de Filipides; Manolo Rico, esto es harina de otro costal: subcampeón de Europa de su categoría en los 100 km, cada día más fuerte y fino, ayer picaba medalla en un 3000 y en un 1500 en pista, y hoy me costó Dios y ayuda cogerle(por cierto, sobrepasa los 65)y  Manuel Jover, con el que compartí otro tramo y que doblaba tras un buen rodaje ciclista, y al que siempre me alegro mucho de ver.Con toda esta dosis de alegría, sólo quedaba un buen café y tostada, agua, poca ropa pues el día anunciaba bueno y hacia la salida







Tres maestros

Así que ya imaginaréis, que en estado de buen rollo sólo quedaba arrimarse a la salida y a ver que salía. En los momentos previos charlo con mi Valverde de mil cosas, ay que joderse ver como mola poder hablar con alguien que es consciente de que sea lo que sea lo que te mueve a participar en una carrera popular, no tiene la menor importancia si lo relativizas. Así que petardazo y a rodar!!
En los primeros km nos encontramos hasta un tapón, sin menor problema, pues me da la posibilidad de compartir kms con Roberto y Nan, y hablar de mil cosas y de futuras ideas. Al final él se acopla a otro ritmo, miro el reloj y llevo 10'30 para 2 km. Creo que es momento de probar a subir al ritmo.
Volvemos hacia la ciudad y encaramos el Palmeral, con su animación y la posibilidad de contemplar en colegio Santo Domingo y la Sierra de fondo.

 Aún de risas, con la gran Pepi al fondo



Primeros km de tranqui pero subiendo de marcha

Encaramos la ciudad, el ambiente es muy bueno y yo apenas miro el reloj.Aún hay mucha gente, saludos a los conocidos y sigo adelantando gente, el ritmo me parece bueno. De repente, llegando al Raval miro el reloj y marca 4'35, me parece que algo augura flipada/petada.


Aún así, y tras ver a mi Alfonso, una de las patas de mi vida deportiva, sigo dándole. Nos separamos de los 8 k, llega el momento de poner el chip Media Maratón. Veo al gran Manolo Rico, en esta zona desangelada, intento alcanzarle, pero como ya comentaba, cuesta Dios y ayuda. En este momento reflexiono y me da una envidia sana inmensa, no por su estado de forma, sino por la motivación y la determinación, y el amor por lo que se hace, que hay que tener para poder llegar a ese estado. Ave Manolo!
Desvío del 8k, me siento vigilado

Pasa la parte solitaria, mi ritmo no se reduce y la sensación de ir pasando gente tampoco. Llegamos al km 15 y veo a Jordi al paso por contrameta sacando fotos, eso si que es un plus.

 Última vuelta, a fuuuull

 Tomo el gel y decidido, voy a darle hasta que no pueda más. Encaramos una vuelta similar a la primera, el paso por el Palmeral se ameniza al ver pasar a los amigos, y es que una de las cosas que más me gusta de esta Media es la cantidad de idas y vueltas que tiene , lo que permite saludar y controlar. Llega el clásico km 17 de toda Media, se ve el final cercano aunque los pequeños cambios de rasante del final oriolano no te dejan lanzarte.

 Pero si, al final la mete se huele. Es increíble, el fondo que me ha dado la montaña me ha valido para hacer una Media de asfalto. Al final, el clásico rodeo de meta y 1h38'43" real, 1h39'25 oficial, posición 471 de 1017 llegados, todo ello en https://www.chiplevante.net/2019mmorihuela/general.asp?offset=400





 Intentando arañar segundos a la nada

Tras localizar a Jordi y charreta variada, al coche y disfrutando de los buenos resultados que nos ha dado a ambos esta clásica carrera de la zona, que si alguien se lo plantea, le confirmo que es la mejor Media de la zona. Yo, por ahora, a seguir dando caña al primer objetivo del año, que si Dios quiere será la siguiente crónica de este blog, la de la Maratón trail de la Costa Brava. En el horizonte, sigue estando Ronda y ahora el Veleta. ¡Vamooooos!

martes, 29 de enero de 2019

V Trail Aigües de Busot: sacando carbonilla entre amigos.


Este domingo pasado tuvo lugar la V edición del Trail de Aigües de Busot. UN trail, que tras un par de años duros en cuanto a participación, el buen hacer de las autoridades locales y de mi buen Kiko Hernández, al mando de 15 cumbres, han conseguido este año reflotar, con más de casi el doble de participación. Desde luego, mi primera felicitación para ellos, pues es una zona que bien merece una buena carrera.

 Organización

Espectacular Aigües

Desde luego, este año la publicidad ha hecho su efecto, pero no cabe olvidar que tiene casi de todo para triunfar: cercanía a Alicante; sus números son aptos para todos, ya seas montañero, triatleta o asfaltero con ganas de probar; recorrido con vistas espectaculares de mar y montaña, con el Cabeçó a un lado y el Mediterráneo a otro; y un pueblo con ganas de que la gente disfrute de sus montañas.
Pero para mi, el principal aliciente es que iban mis amigos. En un principio había pensado en seguir con la Liga de la Marina, en Llíber, pero el hecho de ir, en principio, muchos de mis skyrunners me hicieron inclinarme por este bonito trail. De paso, seguía acumulando para el Maratón de la Costa Brava en el horizonte, y mucho más lejos los 101 km de Ronda, si Dios quiere.

Esto nos esperaba

Así que en la bella población de Aigües me plantaba a las 8:15 con mi gran Rafa, que deja a su María José renqueando por unas inoportunísimas molestias en las cervicales, ánimo máquina.Y aquí descubro lo que mola correr en casa, y es que no paras de ver a esos "conocidos" que, al menos para mí, son algo más, gente a la que te une algo más, a las que ves y te dan ganas de dar abrazos. Los amigos de esto del correr. Bendito sea.

Primero en saludar, mi gran Jaime Vicens, mi seal, un puto máquina que a pesar de estar centrado en el 5000, hace hoy un top 15; después al gran enrique Gallego y su mujer, pura tradición y fuerza en esto del trail; también a Enric Aragonés, que a pesar de su reciente operación, y sus quejas, está como un tiro; a los pinzas, encabezados por Martín y Lidia, y que joder como me mola verlos; a Marjolis y Pepe, apolaneros hoy, y que sobretodo son buena gente, de las que llevan mucho tiempo en esto; a  Raúl , con el que comparto cumples de peques, y que es pura fuerza con la bici, pero anda preparando la Transi, otra fuerza de la naturaleza; a Raulet, de mi grupo sky, ganador el año pasado pero que lamentablemente anda lesionado; pero por encima de todo, a Serafín, Pili y José, mi gente, con los que compartimos breves momentos de café, pero que saben a horas, y como siempre digo, muy muy buena gente. ¡Que bueno correr en casa!
 ¿llamaría a urgencias? Con el gran Jaime Vicens

Mi gente

 Vamos a por el dorsal, y tras una pequeña incidencia rápidamente solucionada, café ya mencionado y a por la línea de salida. Trato de no salir muy adelante, aunque hoy vengo a testar cara a Costa Brava, allí hay cortes, no muy severos, pero no me puedo confiar. Y a las 9:30 semipuntuales petardazo y a disfrutar.

Avisado estaba de un pequeño tapón al principio, vamos rodando este primer km por un tramo de pista hasta llegar al comentado stop, que en mi caso no me parece tanto pues en breve pillamos un tramo de pista semiascendente. Se puede rodar bastante bien, y las piernas aún van, pero trato de retener, no quiero arriesgar hasta completar la subida, pues hoy el perfil es mitad para arriba, mitad para abajo básicamente.

Km 4 y tras una pequeña bajada, llegamos al primer avituallamiento. Y aquí empieza la primera y no única subida, como yo pensaba. 1 kilómetro y pico de zig zags duros, pues todos, quien más quien menos, va forzando. Rápido finalizamos el kilómetro de rampa para llanear a enganchar la famosa subida del salmitre, que nos llevará esta vez si al collado que da acceso a la subida por al pedrera del Cabeçó. Me resulta curioso pensar que hace una semana estaba por aquí en sentido contrario completando la circular a dicho monte. En esta subida, al igual que en la previa, y por primera vez en mucho tiempo, voy adelantando gente, hasta llegar donde Raúl,él está empezando de nuevo y no lleva ganas de forzar, y amablemente me cede el paso en el collado, donde ya toca empezar a dar gas de verdad. 1 horica escasa y 6'5 km, no va mal la cosa para llevar casi 500 m .

Empezamos la bajada, sigo a un corredor que lleva buen paso hasta llegar donde José, que hace lo mismo que Raúl. Este mismo me alcanza casi al final de la bajada, y charlamos un rato debido a un tapón que se ha formado. Y es que de igual manera que no entiendo a quien arriesga una ostia por ganar una posición iendo el 150, y cuando a 500 m tienes una pista, tampoco entiendo a quien no se aparta cuando tiene gente más rápida en ese momento detrás.

Por fin llegamos a la casa mi amigo David Iborra, donde sendeamos por una vereda superchula para llegar a una pista. Y aquí llega mi desilusión, kilómetro 10 aprox y empeiza un pisteo con tendencia "p´arriba". ¿pero esto ya no era todo cuesta abajo? Además, en ciertas partes la pista tiene la suficiente inclinación como para hacerte dudar de si echar pie a tierra, cosa que hago a tramos. El pisteo se prolonga durante 2-3 km, el plátano y la manzana del desayuno se están empezando a revelar escasos, mis fuerzas no están para nada "intactas", pero en ese momento vuelvo a ver el Mediterráneo brillando , y justo delante el pueblo. No queda otra que darle, flaquear los cojones.

El Puig vigilando, así no se puede flaquear

 La pista alterna largos y suaves descensos con repechos cortos que hacen echar mano a la pantorrilla.
Y cuando ya empiezo a dudar de cuan largo será este trail, reconozco la parte inicial de la carrera, y es cuando veo a Martín al fondo( vaya carrerón se ha pegado el "asfaltero") y por fin encaro meta, para acabar en 1h40' los 15 km y 560 m+, posición 161 de 331(por debajo del 50%, olee).. Todo ello en http://www.intercrono.es/img/eventos/417/clasificaciones/01_CLASIFICACION_GENERAL_CORREDORES.pdf.
Dedicación para mis tres hijos siempre

 Felicísimo en meta, como pocas veces, saludo a mi gente y disfruto de un buen avituallamiento mientras disfrutamos del sol y de una gran mañana de trail que quedará en el recuerdo de todos.




 Quiero dedicar hoy esta carrera a todos aquellos que compartís penas y alegrías conmigo, a los que estáis ahí cuando se os necesita, aunque sólo sea para echarnos unas risas. Gracias, seguimos camino de Palamós y Ronda. Lo dicho, lo mejor, los amigos.