Es necesario revivir para saborear (Rozalén)

Es necesario revivir para saborear (Rozalén)

martes, 10 de abril de 2018

XVIII Medio Maratón de Madrid: que bonito y duro es correr en la capital


Pues vamos a por la crónica de una de las grandes de mi temporada. Tras casi abandonar el correr, aún no creo poder apreciar el hecho de haber corrido y conseguido mi reto de la temporada en un carrerón como la Media de Madrid, la más multitudinaria de España y una de las mejores carreras que he corrido.

Como cada año va siendo, afortunadamente, tradición, el grupete de amigos 2.0 organizamos una salida extramuros, allende el Levante. Por diversos motivos, esta vez sólo seríamos dos los espartanos ( cosa que en 2019 si Dios quiere cambiará, Rafaaaaaa) y la elegida fue la Media Maratón de Madrid. Cuando yo empecé en esto del correr de forma competitiva, hace ya más de 15 años, la única Maratón más o menos conocida era la de la capital del reino. Eso si, todo el mundo hablaba de lo duro que era correr 42 km, pero nadie mencionaba el perfil, quizá en aquella época no primaba el marquismo actual, y si quizá el hecho de poder correr 42 km. Desde ese momento, supe que querría correr esa Maratón, cosa que después de lo de ayer, confirmo siempre y cuando mi vida me  lo permita. Madrid es, después de lo del domingo, un lugar especial para correr. Pero vamos allá.
Lo primero, gracias, gracias y gracias Jordi. ¿Cuántas van ya? Barcelona, Valencia, París, ... uff, hasta da vértigo.
Circuitazo!!

En esta ocasión, mi partener se encargó de organizarlo todo, consiguiendo alojamiento económico a 200 m de la salida, y en un lugar inmejorable. Decidimos ir en AVE, 2 horas y media para cruzar media península y sin líos de coche se revelaron un gran acierto.

Los dos llegábamos con las piernas tocadas de hacer monte, aún así decidimos ir a por el dorsal al Ifema, que no estaba precisamente céntrico.50 minutos de metro nos dejaban en una agradable Feria, en la que visitar varios stands y compras de última hora, nos ponían de regreso en busca de una buena comida pre-carrera.
Feria apañada

Pero Madrid es especial también por la calidad de sus tabernas y comidas, y dimos cuenta de unos buenos huevos con chistorra y carnes variadas.
Chistorra-party

Tras esto, y ante la necesidad de evitar siestas, pateada por el centro , con el pre-aviso de lo sucedido en París( 35 km en dos días andando...), cosa que no supimos/pudimos evitar, y llegamos de nuevo al Hostal con la sensación de piernas de "haberla vuelto a liar". Cena ligera y al catre, ambos estamos reventados.
Capital de España

 Ready for tomorrow

Despertar temprano, desayunamos barrita y fruta y en búsqueda del ansiado café.
Tras ello, nos animamos a salir al Paseo del Prado, repleto de gente, volvemos a vivir la emoción de estar en medio de algo grande. En este punto he de decir que a mi me gusta correr donde sea, la carrera que sea haya más o menos gente, pero en este tipo de eventos siento algo especial, que me hace sentir parte de algo grande, será el flipatletismo.

Minutos antes, no lo parece pero pelados de frío





Eso si, frío de cojones que ni ponernos cual lagartos en busca de los tímidos rayos de sol apaciguaron. Mareamos hasta decidirnos entrar al cajón sub1h40', no sin cierta vergüenza, dubitativos como siempre de nuestro estado de forma. La presencia de, cada vez más gente alrededor, mitiga el frío y anima. Llegada la hora, y tras finalizar el 5K profuturo, petardazo y a darle gas. Mis objetivos: disfrutar de Madrid, no sufrir demasiado y bajar todo lo que pueda de la hora cuarenta.

En Neptuno felices

Pues la primera en la frente, según giramos Cibeles dirección Puerta de Alcalá, cuestarrón de los fuertes, la gente disparada ( no era el cajón sub 40'???) y yo ahogado perdido. El primer km lo paso en 4'55", pues voy apañado Los siguientes dos km por las calle Velázquez voy  jorobado, la gente no para de pasarme, estos madriles están fuertes la Virgen. El km 3/4 iniciamos una bajada y pasamos por la Embajada de los USA, voy muy muy fastidiado, mis aspiraciones cronométricas, que andan en una media de 4'50 no auguran nada bueno, pero peor son las sensaciones. Al paso por un puente sobre la Castellana me planteo abandonar, no tendré que pillar metro ni bus de vuelta, sé positivamente que los 10 primeros km son en cuesta, ¡Ay Dios la que me espera si sigo!
Pero bueno, el orgullo y la dignidad obligan.



Cogemos Sagasta, Bilbao y Luchana, nuevas subidas y falsos llanos, me acerco sobre el km 6, C/ Santa Engracia, el falso llano del que hablaba me permite acercarme al globo de 1h40, al que consigo sobrepasar... durante 3 min, lo que tardamos en pasar la glorieta de 4 caminos y enfilar la C/Bravo Murillo, donde soy sobrepasado por hordas de corredores, hay que ver lo jodido que voy. Pero todo llega, en mi cabeza resonaban las palabras del Cántabro, "regula la primera mitad" y de Jordi "desde el 9 empieza a suavizar"... mi ritmo, increíblemente , ha ido mejorando, hasta pasar en ritmo de 1h40 por el 10K, justo a la altura de las Torres Kio, estación de Chamartín,donde pocos metros más adelante daremos el giro para deshacer lo corrido por el otro lado de la Castellana.


Noto como Dios que he dejado de subir, las piernas recuperan, y empezamos a bajar, mi ritmo mejora echando cuentas en mi reloj quechua. En el km 11 empezamos a bajar de verdad, la Avda Pio XII nos espera. Pero si algo recordaba al inspeccionar el perfil en la feria el sábado era un pequeño e insignificante repecho en el km 12 y algo. Justo sobre el 12'200 las liebres de un club avisan de que bajen pulsaciones y pongan modo tractor tras la curva.. Y ahí viene el flash¡Jopoooo con el repecho! Me quedo clavado por metros, llegando arriba fuera de pulso. Eso si, todos llegamos igual e incluso peor, ya se sabe como se consuelan los tontos.

Aún en bajada, sufriendo como Dios

Y eso si, tras abandonar Pio XII y coger Príncipe de Vergara, salvo un pequeño repecho que también padecí, bajada buena y a recuperar lo perdido. Consigo adelantar al globo de 1h40 sobre el km 15, me empiezo a flipar a pesar del estado de mis cuádriceps, pero tiro. Estoy disfrutando de no saber de ritmos a ciencia cierta, pero con el temor a nuevos repechos. LLegamos en el km 17 al Retiro, que bordeamos por su exterior.


Y cuando llega el km 18, donde mis fuerzas ya eran exiguas, empieza una verdadera bajada, de las de verdad, mi ritmo es bastante bueno, adelanto por fin y no al contrario, para llegar en el km 20 y algo al Paseo del Prado, ya está, e incluso parece que voy a bajar del 39', mi objetivo del año, cosa que logro 300 m más adelante. 1h 38'24, posición 2672 de 19000
Meta al fin 




Sensación de felicidad máxima, de haberme sobrepuesto a un mal inicio, de haber podido disfrutar de una ciudad como Madrid cortada para mi, de haberlo podido compartir con Jordi que entraba poco después mió, y de ser feliz, sin más.

Así que, tras la charreta, la ducha y el ineludible y especial Bocata de Calamares del Brillante, al tren , que en poco más de dos horas nos depositaba en nuestro Alicante, con la sensación de otra aventura más en el zurrón. Gracias y gracias de nuevo Jordi.

Rec a base de BCAA: Bocata Calamares A Acabarseloooo

Próxima parada, la última media de la Temporada, la del Pilar de la Horadada, a ver si suena la flauta.

4 comentarios:

  1. Menudo avituallamiento final os disteis, y fenomenal carrera, "disfrutando de Madrid" aunque por lo que se ve en las fotos, el tiempo no acompañó mucho, Una pena. ahora a por la de Alicante, que corremos en casa.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noo, he elegido la del Pilar de la Horadada el circuito de Alicante no me convence Y el tiempo si acompañó el sábado no pero ya avituallamos bien jjj

      Eliminar
  2. Esos ritmos para todo lo mas un 10k vale, pero para la media...los veo lejanos lejanos. Un saludico.

    ResponderEliminar
  3. Porque no te pones, tú tienes calidad para más

    ResponderEliminar